close
CVC LabsEvents & CommunityExperimentAI

Cómo un videojuego puede ayudar al aprendizaje de estrategia y matemáticas

_DSC8223

Los videojuegos comerciales no son sólo una forma de ocio y entretenimiento. Detrás de algunos de ellos, existen grandes oportunidades para el aprendizaje, la formación y la adquisición de conocimientos en muchos campos diferentes. En la penúltima sesión del proyecto ExperimentAI, llevada a cabo el del 13 de febrero de 2019 en el Library Living Lab, descubrimos un videojuego que ofrece, en concreto, grandes oportunidades para el aprendizaje de las matemáticas.

Como cada miércoles, des de los últimos 4 meses, volvimos al Library Living Lab de la biblioteca Miquel Batllori de Volpelleres (Sant Cugat del Vallès) para experimentar la Inteligencia Artificial con el proyecto ExperimentAI. ExperimentAI es una iniciativa del Centro de Visión por Computador, con la colaboración y financiación de FECYT- Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, que tiene el objetivo de acercar a la ciudadanía la investigación más innovadora en Inteligencia Artificial mediante un conjunto de sesiones interactivas y dinámicas.

En esta sesión, dirigida a todos los públicos, quisimos hablar de videojuegos y, en concreto, demostrar cómo algunos de ellos, a parte de ser fuente de horas y horas de entretenimiento, también pueden convertirse en potentes herramientas para la obtención de competencias y habilidades. La Dra. Aura Hernández, investigadora del Centro de Visión por Computador y profesora de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Barcelona explicó el beneficio de distintos videojuegos comerciales y cómo estos pueden aplicarse a las aulas.

Además, la Dra. Hernández habló del videojuego Vector Tower Defense de Candystand, un videojuego que ofrece oportunidades de aprendizaje de matemáticas y estrategia y que los participantes de la sesión pudieron probar a tiempo real. El objetivo de este juego es defender un camino por el que circulan nuestros enemigos, llamados vectoids, y prohibir que lleguen al final atacándolos mediante un sistema de torres y bonificaciones que nos permiten poner a prueba nuestras habilidades estratégicas y de cálculo. De este modo, durante la partida, nos vamos encontrando con una serie de problemas matemáticos que deben ser resueltos de forma ágil para poder pasar de nivel.

Los más pequeños estuvieron probando el juego durante toda sesión y fue muy curioso ver cómo trabajaban en equipo para pensar la mejor estrategia que les permitiera ganar el mayor número de puntos. Sin embargo, no se trata de un videojuego solo para niños; los adultos también lo probaron y estuvieron de acuerdo en la agilidad mental que se requiere para poder ir superando los distintos niveles de dificultad.

Además, incorporar este tipo de videojuegos a las aulas no solo puede ser enriquecedor y significante para los alumnos, sino que también puede suponer un valor añadido para profesores, pedagogos e investigadores. Mediante la tecnología del Eye Tracking, se puede hacer un seguimiento del comportamiento ocular de los jugadores para extraer información sobre cómo aprendemos y cómo desarrollamos la estrategia matemática para resolver un juego, tal como lo estuvo enseñando la Dra. Aura Hernández a los participantes de la sesión.

Esta actividad estaba enmarcada dentro de la serie “Mujeres y Ciencia” del proyecto experimentAI. Esta serie de sesiones están dedicadas a potenciar y promover proyectos tecnológicos impulsados por mujeres investigadoras.

Nuria Martínez

The author Nuria Martínez